Una joven británica de 16 años se convierte en el árbitro FIFA más joven del mundo

La impresión que existe en la sociedad es que el fútbol es un deporte de hombres. Es raro ver niñas jugando, afortunadamente cada día es más común, pero ver chicas arbitrando es más raro todavía. La joven británica Daisy Goldsimith que se convirtió en árbitro de fútbol a los 14 años, ha pasado los exámenes de la FIFA y es el árbitro internacional FIFA más joven, también ha entrado en el libro de Guinness de los récords.

Durante su infancia en Somerset, su pasión por el futbol y los niños de 10 años, la llevo a jugar a futbol con ellos. Su atrevimiento pronto llamo la atención de sus vecinos. El cada vez mejor juego de Goldmith hizo que fuese pronto seleccionada por un club de fútbol de chichas.
Sin embargo, Goldsmith siente que solo jugar no es suficiente y le gustaría vestir la camisa de árbitro de fútbol. Empezó a aprender las reglas de los partidos fútbol a través de diferentes canales. En diciembre de 2009 se apuntó a un curso de entrenamiento de árbitros. Después de estudiar durante 15 días, hizo el examen de árbitro organizado por la asociación británica de futbol tanto escrito como en el terreno de juego. Finalmente, ha pasado todos los exámenes obteniendo el necesario 75% en todos los exámenes. En ocasión de su 14 cumpleaños, Goldsmith consiguió el registro de árbitro de la Asociación de fútbol del Reino Unido, para convertirse en árbitro de fútbol más joven de Gran Bretaña.
Su madre, Fiona dice que ella ha sido siempre una ‘apasionada del fútbol’
Daisy es uno de 25.502 árbitros oficiales en Reino Unido, de los que sólo 407 son mujeres.