Cambio Perfecto

Una de la cuestión más meritoria del título de Premier League que ayer celebró el Chelsea de Antonio Conte, es que los blues no lo han conseguido de la forma que imaginaron. Su avance tirano, su confiado gesto y su camino recto, llegaron de la mano de una curva cerrada. Un sonoro traspiés en el Emirates ante el Arsenal asumido como la necesidad de una perspectiva diferente, que impulsó al técnico italiano a reandar sus pasos, a reencontrarse con su característico cierre de tres centrales más carrileros, y a construir con el nuevo dibujo el punto de inicio de la historia. Hallando en la lejanía de la Champions League el mismo descargo que ya disfrutó el último campeón inglés, los londinenses han engrasado un once de gala ante el que desde fuera sólo Cesc Fábregas y Willian han tenido turno de voz.  Un mecanismo colectivo, en parte a la contra de los postulados que rigen la competición en la que ha vencido, en el que todas las piezas ayudaron y fueron ayudadas con puntualidad suiza y pragmatismo italiano. Recibieron lo que necesitaron, y eso es lo que devolvieron a cambio.
Tienda de camisetas de las Selecciones para el Mundial 2018, de alta calidad y al mejor precio.
EL REPLIEGUE – (CÉSAR AZPILICUETA)

Una de las problemáticas que podía acarrear el cambio de esquema en plena temporada era la inadecuación de una plantilla concebida para un plan distinto, sobre todo atendiendo a la erosión que los años venían produciendo en el rendimiento de dos de los hombres que podrían haber sido solución a la hora de completar el cierre junto a Cahill y David Luiz. Sin embargo, tanto Ivanovic como Terry estuvieron lejos de ser ese tercer elemento con el que acortar las ayudas y ocupar de manera más equilibrada los espacios entre los centrales y los laterales blues que el arranque de temporada había descubierto como debilidad. Conte, que sabía que Mourinho dos años antes había encontrado en César Azpilicueta al lateral izquierdo que su Chelsea no tenía, esta vez le pidió al navarro que fuera su tercer central, y tan bien ha respondido el internacional español que se ha terminado convirtiendo, además de en uno de los zagueros más solventes del campeonato, en el futbolista más utilizado de la plantilla.
Camisetas y equipaciones de la La Ligue 1 francesa: Paris Saint Germain, AS Mónaco, Marseille.
Ancho cuando el Chelsea se ha desplegado con balón, atento corriendo hacia atrás, oportuno en el área propia y aplicado en la corrección a banda, el sistema de Conte, a su vez, le ha permitido volcar sobre la mesa cada una de sus virtudes conocidas y alguna descubierta, sin que ninguna se saliese del plato. En este sentido, una de las decisiones clave que tomó el técnico de Lecce al respecto de la composición de su zaga, fue la de situar como pieza más centrada al exuberante David Luiz, una elección en parte vinculada con el impacto sobre la pelota pero que a nivel defensivo le ha permitido al juego de equilibrios blue liberar la capacidad tanto física como técnica del brasileño para la corrección, con tal de que el ex PSG la pudiera brindar a cuanto aconteciera a su alrededor. Los centrales situados más cerca de la cal nunca han estado solos, y gracias a ello han podido arropar mejor la exposición de los carrileros al dos contra uno.