Cuando Koke Destaca

Koke Resurección lleva un lustro siendo clave en el Atlético de Madrid, que a su vez se ha destacado como uno de los mejores equipos del continente durante este periodo. Así pues, su categoría está contrastada y no queda otra que señalarle como un futbolista enorme. Sin embargo, casi siempre con la selección española y con más frecuencia de la deseable vestido de rojiblanco, sus partidos adolecen de una falta de ambición para con el juego que constriñe su aportación acotando las posibilidades de sus colectivos. Su capacidad de trabajo, su don para proteger el balón y su extraordinario último toque le presentan como un argumento competitivo en toda circunstancia, pero hay ocasiones, como ayer ante el Sevilla FC, en las que enseña que dentro de él, hay aún más. Comprar Camisetas de Futbol Baratas Para Hombre, Mujer y Niños de todos los clubs y Selecciones Nacionales
Su partido contra los del Toto Berizzo -que, por cierto, completaron su mejor puesta de escena del curso hasta que su oponente les borró del campo- fue una maravilla persistente, incesante y completa. También decisiva. Partiendo desde el costado derecho, exhibió una movilidad absoluta hasta el punto de que el Atlético dibujó muchas situaciones de 4-2-1-3 con él conectando el doble pivote Gabi-Saúl con la tripleta atacante. Koke era una oferta de pase para cada miembro de su equipo y cada uno de ellos demandaba un pase de los suyos. La liberación que supone para Griezmann una presencia creativa tan constante le sitúa en posición de ejercer su papel más letal: sin la necesidad de aparecer siempre, aparece cuando y donde está el máximo peligro, azotando el partido cada vez que entra en acción. Con la de generadores secundarios que tiene este Atlético (Filipe, Saúl, Thomas, Correa, Carrasco…), esta versión de Koke como creador principal es una bendición para Griezmann. El de Simeone se convierte, en su forma, en un sistema prácticamente idóneo para él. Quizá pasando por alto el detalle de que haría falta algo más de profundidad (Diego Costa).
Encuentra las botas de futbol que mas se adapte a tus características
La actuación de Koke frente al Sevilla FC no se limitó a su suma creativa y ofensiva, sino que también esgrimió un rol de bastante relevancia en los quehaceres en defensa de los locales. Su trabajo sobre la línea de pase hacia Sarabia resultó impoluto y un alivio para un Vrsaljko a quien apenas se le exigió hasta que saltó Joaquín Correa, y también se dio el (a la postre determinante) lujo de influir sobre N´Zonzi y Banega; un doble pivote de bajo ritmo que sufrió en el nuevo Metropolitano un infierno en cuanto a frenetismo en su parcela de terreno. Sobre ninguna otra aplicó tanta intensidad Diego Pablo Simeone. Y como tantas otras cosas de la última victoria del Atlético de Madrid, eso empezó a explicarse por Koke Resurrección.

Lo que sique se ve es que el Cholo ha encontrado ya la forma de unir posición y rol para Koke. Fue mutando de filtrador del último pase en banda a asentador de la posesión en banda (alguien tenía que coger el testigo de Arda para descongestionar las transiciones), luego lo intentó como organizador por dentro (que para mí, a pesar del bache Sevilla-Madrid, me ilusionó el juego del equipo) y al final parece ser que como conector un escalón más arriba se ajusta como anillo al dedo a lo que le pide este nuevo modelo de más control. Hay que decir que ya jugó a esto mismo cuando Simeone se debatía entre el 4-2-3-1 y el 4-4-2. Aquella temporada se lesionó Diego y Koke estuvo haciendo de mediapunta con recorrido por dentro pero partiendo de la banda. Era quien se desenganchaba para enlazar entre líneas. Y si no recuerdo mal acabó con un puñado de goles, además de sus consabidas asistencias, ese año.

Un Nueve contra otro Nueve

Fue un partido particular el que Girona y Barcelona disputaron en Montilivi. Y lo fue por lo que Pablo Machín entendió como una pregunta lanzada desde sus pensamientos previos: ¿Qué pasaría si minimizo al mejor jugador del Barça y planteó un partido de ‘nueve contra nueve’?
Tenemos todas las camisetas de tus equipos y selecciones favoritas para adulto y niño
El entrenador de los locales no la formuló como hipótesis, así que el derbi catalán estuvo marcado, valga la redundancia, por el marcaje individual que Pablo Maffeo realizó sobre el astro argentino. Ganó el Barça, y Messi no tuvo una incidencia directa en el juego pero sí que supo leer el encuentro, tanto él como sus compañeros, listos y certeros para castigar el plan y la presión de su rival. Interpretar los espacios fue la tarea, muy bien llevada por los culés, que otorgó a los blaugranas su sexta victoria consecutiva en Liga.

Teniendo como constante esta situación, aparejada de una presión discontinúa del Girona, a veces a todo campo y cada uno con su par, el Barça aceptó la apuesta y comenzó a decidir sobre la marcha con salidas más directas, conducciones interiores y posicionamientos rectificados con el paso de los minutos, concluyendo que lo que Messi pudiera fijar o desmarcar fuera la base de su ataque. No fue tanto el balón ni la combinación, sino las apariciones. Aleix Vidal, Jordi Alba, Paulinho y Suárez. Todos junto a Messi rompieron continuamente con movimientos al espacio, desde dentro a fuera o a la espalda de los zagueros rojiblancos.
En un partido en el que Messi no la tocaría o la tocaría incómodo, con un hombre enfocado en todos sus pasos, y en el que la continuidad ofensiva no sería una opción, Valverde y sus hombres jugaron un partido muy equilibrado tanto a nivel posicional para no dar opciones en su transición defensiva como en el tempo de cada desmarque. El Girona no sacó rédito del robo adelantado ni pudo transitar, con un Olunga incapaz de sacar ventaja de su altura, así que el Barça saltó presiones sin demasiada dificultad y atacó espacios con fluidez, de manera directa, pero sin aparente nerviosismo.
Camisetas de fútbol de selecciones nacionales del Mundial 2018, no te pierdas!
Sin Busquets ni Piqué, Ivan Rakitic fue quien se colocó por delante de la defensa para, junto a Mascherano y Umtiti, formar línea de tres en campo contrario y compensar cada arrastre de Leo con el colmillo de Paulinho y la arrancada de Aleix.

Valverde: “Es una circunstancia que depende del rival, cuando se plantea hacer un marcaje individual ya sabes que estás sometido a los arrastres que eso te pueda conllevar, que al final el marcador pueda aparecer en zonas que no está acostumbrado y entonces se trata de aprovechar esa situación. También han planteado una presión alta, igualándonos en todo el campo. Hemos intentado superar eso jugando al espacio para aprovechar los arrastres de Leo y creo que nos ha ido bien”.
Machín: “Buscábamos minimizar al mejor jugador del Barça, al que más peligro lleva. Y no ha sido su mejor partido ni ha intervenido en las jugadas más determinantes. Propusimos plantear un partido 9 vs 9. (…) Muchas veces cuando ves al Barça desde fuera, te planteas que pasaría si le hicieras un marcaje al hombre. Leo tiene los suficientes recursos para que su equipo se aproveche de esa situación, incluso ha habido veces que se ha quedado en fuera de juego, despistando a Pablo. Mi decisión ha ido en pos de no quedarme con la duda de minimizarle y jugárnosla a nueve contra nueve. Y ahí creo que Pablo ha anulado a Leo”.

Cuando el juego es lo de menos

Se desata el griterío y ya no esperan ni siquiera a que los partidos terminen. La inmediatez de Internet y la voracidad de las redes sociales devorando contenidos que son absurdos en su mayoría no necesitan mucho más que un par de repeticiones de la jugada polémica en televisión para abrir la jaula a la bestia y que ésta empiece a devorarlo todo a su paso. Aniquilando todo rastro del mejor espectáculo del mundo. Como La Nada destruyendo Fantasía en ‘La Historia Interminable‘. Nada resiste al ruido cruzado que genera una buena polémica arbitral. Ni siquiera el mejor fútbol del planeta.
Tienda de camisetas baratas de futbol, nuevas camisetas del mundial 2018.
Mientras Twitter está afanosamente ocupado en debatir sobre los arbitrajes de Real Madrid y FC Barcelona en el mundo seguían ocurriendo cosas. El Atleti salía vivo de Leicester y se clasificaba para semifinales de la Liga de Campeones por tercera vez en las cuatro últimas temporadas. Xabi Alonso y Philipp Lahm se despedían para siempre de la más grande competición internacional de clubes. Manuel Neuer, heroico, jugaba un partido de 120 minutos a un nivel estratosférico y minutos después del mismo sabíamos que lo había hecho lesionado y que no volvería a vestirse de corto en la presente campaña. Asensio se doctoraba con un golazo al Bayern y una actuación de bandera en el mejor escenario posible. Cristiano, reinventado y mucho más nueve que nunca, redondeaba una eliminatoria cercana a la perfección en cuanto a su actuación personal. Pero ninguna de esas cosas, absolutamente reseñables todas ellas, parecía merecer ni la mitad de esfuerzo, dedicación, espacio y atención que la absurda guerra declarada por ver y dilucidar a favor de quién se equivocan más. Y hacerlo, además, a gritos.
Se ha desnaturalizado tanto el error arbitral que cuando se adopta una decisión equivocada en contra de quien no está habituado a sufrir decisiones injustas o erróneas, surgen de golpe todas las teorías conspiranoicas. Y a la inversa, porque la matraca es estrictamente bidireccional y además carente de memoria. Tanto, que bien harían algunos en imitar a Leonard Shelby y tatuarse sobre su propio cuerpo la interminable retahíla de desbarajustes arbitrales vividos. Ahora que parece por fin haberse superado aquel cansino debate estilístico ceñido a si era mejor tener el balón y elaborar la jugada o aguardar al contraataque, la diatriba sobre las actuaciones arbitrales en afectación de los dos colosos parece haber cobrado una nueva dimensión. Ya no basta con medir fuerzas deportivas sobre el césped, ahora hay que hacerlo considerando además el hándicap arbitral, conjugando la inopia o el desacierto de los jueces y cuantificándolo para despreciar y desprestigiar el rendimiento deportivo en un pulso tan colosal como el de anoche en Chamartín.
Encuentra zapatillas y botas de fútbol baratas:Magista, Mercurial superfly, Tiempo.
No me gusta el postanálisis enfermizo cuando se impone a lo meramente futbolístico. No me gusta que la polémica devore al juego y a la multitud de lecturas que ofrece un partidazo de esos que marcas en rojo cuando planificas tu temporada en los meses de verano. Es como esos entrecots a la pimienta, en el que el sabor a la salsa de nata y pimienta acaba con el gusto de la carne. Y parece que a muchos les gusta que sea así. Quizá es que lo que les gusta no es el fútbol. Tal vez el problema radique en que lo que les gusta y lo que buscan en el rectángulo verde es otra cosa bien distinta a lo que los demás hemos venido a ver.

Cosas que pasan en Grecia

En Grecia pasan cosas raras. O, al menos, las cosas no pasan como se supone que deberían de pasar. Como cabía esperar, Olympiakos derrotó al PAS Giannina por cinco goles a cero (con dos dianas del lateral español Alberto de la Bella) en la penúltima jornada de la liga griega. Cabía esperarlo, sobre todo, porque los de El Pireo se jugaban un nuevo título liguero, el cuadragesimocuarto de su extenso palmarés y séptimo consecutivo, prolongando así una racha triunfal en el campeonato doméstico heleno que amenaza con convertirse en tediosa hegemonía absoluta, máxime ahora que el resto de potenciales rivales apenas consiguen recuperarse de la devastadora crisis económica que terminó por alejarlos de las posiciones de privilegio.
Tienda de camisetas de las Selecciones para el Mundial 2018, de alta calidad y al mejor precio.
Hasta aquí, todo relativamente normal. El decimoctavo reconocimiento en veinte temporadas (dominio únicamente alterado por los títulos conquistados por Panathinaikos en las temporadas 2003/04 y 2009/10) para un club que parece haberse distanciado de manera definitiva del resto de competidores y que ejerce una autoridad sobre sus rivales que no tiene comparación en ninguna otra liga europea. Sin embargo, las celebraciones del pasado domingo sobre el césped del Georgios Karaiskakis fueron algo más comedidas que en anteriores ocasiones. Pese a que la ventaja de seis puntos con respecto al PAOK, segundo clasificado, otorga el título de manera matemática a los de El Pireo a falta de una jornada por disputarse, el que hace el número cuarenta y cuatro de sus entorchados aún deberá esperar.
Camisetas y equipaciones de la La Ligue 1 francesa: Paris Saint Germain, AS Mónaco, Marseille.
Y todo porque sobre Olympiakos aún pesa la posibilidad de una sanción de seis puntos como consecuencia de los disturbios ocurridos tras el partido de ida de las semifinales de la copa griega entre las aficiones de Olympiakos y AEK hace dos semanas. La resolución, que recaerá este mismo martes, podría suponer el aplazamiento del título liguero y la necesidad para los de Takis Lemonis (en el cargo desde el pasado mes de marzo tras la destitución del portugués Paulo Bento) de ganar también el último partido, siempre y cuando el PAOK ganase también el suyo, para poder certificar su enésimo éxito liguero. Cosas que pasan Grecia, donde casi nada ocurre de manera normal. Títulos que se celebran con el rabillo del ojo bajo el inexcusable fuego purificador del graderío. Júbilo internamente contenido y fotos en el vestuario en las que las sonrisas de felicidad no son rotundas. Ligas que se ganan en diferido y se tiñen de rojo bengala prematuramente.
Puedes comprar camisetas de Olympiakos en Classic Football Shirts, la tienda online especializada en camisetas de fútbol de todo el mundo.

Demostró que se puede

A pesar de lo triste que está siendo su final, el gran éxito de Quique Setién como entrenador de la UD Las Palmas es que ahora mismo nadie de dentro ni de fuera del club duda de que el camino más directo hacia la victoria pasa por apostar por el talento canario. Esto no quiere decir que el modelo no se pueda matizar, que haya que apostar por un estilo asociativo en el que se asuman ciertos riesgos desde el primer pase. La forma en realidad es circunstancial. El libreto táctico de Setién tiene sus particularidades, las cuales han sido fundamentales para consolidar su apuesta, pero lo importante para el club es lo que había detrás de las mismas. Una vez llegó el cántabro lo dejó claro: había aceptado el cargo porque creía en el futbolista canario. No era una cuestión de necesidad; Setién eligió a Las Palmas de la misma manera que el club le eligió a él de técnico.
Tienda de camisetas baratas de futbol, nuevas camisetas del mundial 2018.
Su llegada coincidió, además, con la culminación de un proyecto que se había iniciado años atrás, cuando se decidió beber de las fuentes originales apostando por la cantera de manera decidida. Sin embargo, a estas alturas de la historia sabemos que este tipo de intenciones suele durar lo que los resultados acompañan. Porque al primer gran tropiezo, se duda. Y al segundo, ya se cambia. Pero Quique Setién llegó antes de que los problemas que estaba teniendo Las Palmas en su regreso a Primera División fueran a más. Antes de que en invierno se cambiara la política de fichajes, antes de que un posible descenso hubiese hecho replantearse aquello de la cantera, que es “muy bonito en la teoría pero al final muy poco competitivo en la práctica”. Quique Setién llegó, en definitiva, a tiempo tanto para el club como para muchos de sus futbolistas.
Encuentra zapatillas y botas de fútbol baratas:Magista, Mercurial superfly, Tiempo.
La famosa reconversión de Roque Mesa, la utilidad de Castellano como lateral izquierdo, la explosión de Vicente Gómez como interior, aquellos preciosos partidos de Momo jugando hasta como segundo pivote… Son muchas las historias individuales que han encontrado su sentido en estos últimos 18 meses, aunque ninguna sea resulte tan simbólica como las de Jonathan Viera y Tanausú Domínguez. La famosa reconversión de Roque Mesa, la utilidad de castellano como lateral izquierdo, la explosión de Vicente Gómez como interior, aquellos preciosos partidos de Momo jugando hasta como segundo pivote… Son muchas las historias individuales que han encontrado su sentido en estos últimos 18 meses, aunque ninguna sea resulte tan simbólica como las de Jonathan Viera y Tanausú Domínguez.

Porque la carrera de Viera no había progresado como se esperaba, pero ahora mismo ya se encuentra confirmado como una de las estrellas ofensivas de la Primera División. Y en esto tiene mucho que ver Setién, que le ha convertido en un jugador de 60 pases por partido sin necesidad de alejarle de la zona que le hace especial. Es decir, sin necesidad de enjaularle. El tema es que jugadores como Viera no hay muchos. Ni siquiera la cantera canaria saca más de dos o tres por generación. Por eso de Vieras, Valerones y Silvas no se puede vivir, porque tan pronto como llegan se pueden marchar. La supervivencia del modelo se encuentra en evitar que perfiles
como el de Tana, un jugador especial a todas luces, se pierdan por el camino. Y de no haber llegado Setién, como él ha confirmado, igual no sólo la UD le hubiera perdido, sino también el fútbol.

Cambio Perfecto

Una de la cuestión más meritoria del título de Premier League que ayer celebró el Chelsea de Antonio Conte, es que los blues no lo han conseguido de la forma que imaginaron. Su avance tirano, su confiado gesto y su camino recto, llegaron de la mano de una curva cerrada. Un sonoro traspiés en el Emirates ante el Arsenal asumido como la necesidad de una perspectiva diferente, que impulsó al técnico italiano a reandar sus pasos, a reencontrarse con su característico cierre de tres centrales más carrileros, y a construir con el nuevo dibujo el punto de inicio de la historia. Hallando en la lejanía de la Champions League el mismo descargo que ya disfrutó el último campeón inglés, los londinenses han engrasado un once de gala ante el que desde fuera sólo Cesc Fábregas y Willian han tenido turno de voz.  Un mecanismo colectivo, en parte a la contra de los postulados que rigen la competición en la que ha vencido, en el que todas las piezas ayudaron y fueron ayudadas con puntualidad suiza y pragmatismo italiano. Recibieron lo que necesitaron, y eso es lo que devolvieron a cambio.
Tienda de camisetas de las Selecciones para el Mundial 2018, de alta calidad y al mejor precio.
EL REPLIEGUE – (CÉSAR AZPILICUETA)

Una de las problemáticas que podía acarrear el cambio de esquema en plena temporada era la inadecuación de una plantilla concebida para un plan distinto, sobre todo atendiendo a la erosión que los años venían produciendo en el rendimiento de dos de los hombres que podrían haber sido solución a la hora de completar el cierre junto a Cahill y David Luiz. Sin embargo, tanto Ivanovic como Terry estuvieron lejos de ser ese tercer elemento con el que acortar las ayudas y ocupar de manera más equilibrada los espacios entre los centrales y los laterales blues que el arranque de temporada había descubierto como debilidad. Conte, que sabía que Mourinho dos años antes había encontrado en César Azpilicueta al lateral izquierdo que su Chelsea no tenía, esta vez le pidió al navarro que fuera su tercer central, y tan bien ha respondido el internacional español que se ha terminado convirtiendo, además de en uno de los zagueros más solventes del campeonato, en el futbolista más utilizado de la plantilla.
Camisetas y equipaciones de la La Ligue 1 francesa: Paris Saint Germain, AS Mónaco, Marseille.
Ancho cuando el Chelsea se ha desplegado con balón, atento corriendo hacia atrás, oportuno en el área propia y aplicado en la corrección a banda, el sistema de Conte, a su vez, le ha permitido volcar sobre la mesa cada una de sus virtudes conocidas y alguna descubierta, sin que ninguna se saliese del plato. En este sentido, una de las decisiones clave que tomó el técnico de Lecce al respecto de la composición de su zaga, fue la de situar como pieza más centrada al exuberante David Luiz, una elección en parte vinculada con el impacto sobre la pelota pero que a nivel defensivo le ha permitido al juego de equilibrios blue liberar la capacidad tanto física como técnica del brasileño para la corrección, con tal de que el ex PSG la pudiera brindar a cuanto aconteciera a su alrededor. Los centrales situados más cerca de la cal nunca han estado solos, y gracias a ello han podido arropar mejor la exposición de los carrileros al dos contra uno.

Cuando Koke Destaca

Koke Resurección lleva un lustro siendo clave en el Atlético de Madrid, que a su vez se ha destacado como uno de los mejores equipos del continente durante este periodo. Así pues, su categoría está contrastada y no queda otra que señalarle como un futbolista enorme. Sin embargo, casi siempre con la selección española y con más frecuencia de la deseable vestido de rojiblanco, sus partidos adolecen de una falta de ambición para con el juego que constriñe su aportación acotando las posibilidades de sus colectivos. Su capacidad de trabajo, su don para proteger el balón y su extraordinario último toque le presentan como un argumento competitivo en toda circunstancia, pero hay ocasiones, como ayer ante el Sevilla FC, en las que enseña que dentro de él, hay aún más.
Tienda de camisetas baratas de futbol, nuevas camisetas del mundial 2018.
Su partido contra los del Toto Berizzo -que, por cierto, completaron su mejor puesta de escena del curso hasta que su oponente les borró del campo- fue una maravilla persistente, incesante y completa. También decisiva. Partiendo desde el costado derecho, exhibió una movilidad absoluta hasta el punto de que el Atlético dibujó muchas situaciones de 4-2-1-3 con él conectando el doble pivote Gabi-Saúl con la tripleta atacante. Koke era una oferta de pase para cada miembro de su equipo y cada uno de ellos demandaba un pase de los suyos. La liberación que supone para Griezmann una presencia creativa tan constante le sitúa en posición de ejercer su papel más letal: sin la necesidad de aparecer siempre, aparece cuando y donde está el máximo peligro, azotando el partido cada vez que entra en acción. Con la de generadores secundarios que tiene este Atlético (Filipe, Saúl, Thomas, Correa, Carrasco…), esta versión de Koke como creador principal es una bendición para Griezmann. El de Simeone se convierte, en su forma, en un sistema prácticamente idóneo para él. Quizá pasando por alto el detalle de que haría falta algo más de profundidad (Diego Costa).

La actuación de Koke frente al Sevilla FC no se limitó a su suma creativa y ofensiva, sino que también esgrimió un rol de bastante relevancia en los quehaceres en defensa de los locales. Su trabajo sobre la línea de pase hacia Sarabia resultó impoluto y un alivio para un Vrsaljko a quien apenas se le exigió hasta que saltó Joaquín Correa, y también se dio el (a la postre determinante) lujo de influir sobre N´Zonzi y Banega; un doble pivote de bajo ritmo que sufrió en el nuevo Metropolitano un infierno en cuanto a frenetismo en su parcela de terreno. Sobre ninguna otra aplicó tanta intensidad Diego Pablo Simeone. Y como tantas otras cosas de la última victoria del Atlético de Madrid, eso empezó a explicarse por Koke Resurrección.
Encuentra zapatillas y botas de fútbol baratas:Magista, Mercurial superfly, Tiempo.
Lo que sique se ve es que el Cholo ha encontrado ya la forma de unir posición y rol para Koke. Fue mutando de filtrador del último pase en banda a asentador de la posesión en banda (alguien tenía que coger el testigo de Arda para descongestionar las transiciones), luego lo intentó como organizador por dentro (que para mí, a pesar del bache Sevilla-Madrid, me ilusionó el juego del equipo) y al final parece ser que como conector un escalón más arriba se ajusta como anillo al dedo a lo que le pide este nuevo modelo de más control. Hay que decir que ya jugó a esto mismo cuando Simeone se debatía entre el 4-2-3-1 y el 4-4-2. Aquella temporada se lesionó Diego y Koke estuvo haciendo de mediapunta con recorrido por dentro pero partiendo de la banda. Era quien se desenganchaba para enlazar entre líneas. Y si no recuerdo mal acabó con un puñado de goles, además de sus consabidas asistencias, ese año.

Un Nueve contra otro Nueve

Fue un partido particular el que Girona y Barcelona disputaron en Montilivi. Y lo fue por lo que Pablo Machín entendió como una pregunta lanzada desde sus pensamientos previos: ¿Qué pasaría si minimizo al mejor jugador del Barça y planteó un partido de ‘nueve contra nueve’?

El entrenador de los locales no la formuló como hipótesis, así que el derbi catalán estuvo marcado, valga la redundancia, por el marcaje individual que Pablo Maffeo realizó sobre el astro argentino. Ganó el Barça, y Messi no tuvo una incidencia directa en el juego pero sí que supo leer el encuentro, tanto él como sus compañeros, listos y certeros para castigar el plan y la presión de su rival. Interpretar los espacios fue la tarea, muy bien llevada por los culés, que otorgó a los blaugranas su sexta victoria consecutiva en Liga.
Tienda de camisetas de las Selecciones para el Mundial 2018, de alta calidad y al mejor precio.
Teniendo como constante esta situación, aparejada de una presión discontinúa del Girona, a veces a todo campo y cada uno con su par, el Barça aceptó la apuesta y comenzó a decidir sobre la marcha con salidas más directas, conducciones interiores y posicionamientos rectificados con el paso de los minutos, concluyendo que lo que Messi pudiera fijar o desmarcar fuera la base de su ataque. No fue tanto el balón ni la combinación, sino las apariciones. Aleix Vidal, Jordi Alba, Paulinho y Suárez. Todos junto a Messi rompieron continuamente con movimientos al espacio, desde dentro a fuera o a la espalda de los zagueros rojiblancos.
En un partido en el que Messi no la tocaría o la tocaría incómodo, con un hombre enfocado en todos sus pasos, y en el que la continuidad ofensiva no sería una opción, Valverde y sus hombres jugaron un partido muy equilibrado tanto a nivel posicional para no dar opciones en su transición defensiva como en el tempo de cada desmarque. El Girona no sacó rédito del robo adelantado ni pudo transitar, con un Olunga incapaz de sacar ventaja de su altura, así que el Barça saltó presiones sin demasiada dificultad y atacó espacios con fluidez, de manera directa, pero sin aparente nerviosismo.

Sin Busquets ni Piqué, Ivan Rakitic fue quien se colocó por delante de la defensa para, junto a Mascherano y Umtiti, formar línea de tres en campo contrario y compensar cada arrastre de Leo con el colmillo de Paulinho y la arrancada de Aleix.
Camisetas y equipaciones de la La Ligue 1 francesa: Paris Saint Germain, AS Mónaco, Marseille.
Valverde: “Es una circunstancia que depende del rival, cuando se plantea hacer un marcaje individual ya sabes que estás sometido a los arrastres que eso te pueda conllevar, que al final el marcador pueda aparecer en zonas que no está acostumbrado y entonces se trata de aprovechar esa situación. También han planteado una presión alta, igualándonos en todo el campo. Hemos intentado superar eso jugando al espacio para aprovechar los arrastres de Leo y creo que nos ha ido bien”.
Machín: “Buscábamos minimizar al mejor jugador del Barça, al que más peligro lleva. Y no ha sido su mejor partido ni ha intervenido en las jugadas más determinantes. Propusimos plantear un partido 9 vs 9. (…) Muchas veces cuando ves al Barça desde fuera, te planteas que pasaría si le hicieras un marcaje al hombre. Leo tiene los suficientes recursos para que su equipo se aproveche de esa situación, incluso ha habido veces que se ha quedado en fuera de juego, despistando a Pablo. Mi decisión ha ido en pos de no quedarme con la duda de minimizarle y jugárnosla a nueve contra nueve. Y ahí creo que Pablo ha anulado a Leo”.

EL central del atletic

Se están dando los pasos, las señales y las respuestas adecuadas para pensar que el Atlético de Madrid es el candidato más claro para ganar la Europa League. Su salud como equipo, la inexperiencia de muchos de sus rivales y la contundencia con la que supera sus compromisos están construyendo un escenario de superioridad y favoritismo que además está acompañando con un estilo muy definido y consecuente con su jerarquía. Los rojiblancos están atacando muy arriba, con muchos hombres y defendiendo hacia delante. Y en ese plan, está sumando y de qué manera, José María Giménez. El charrúa encaja a las mil maravillas con lo que está pasando en estos momentos.
La cuestión primaria estriba en una actitud y una posición, desde la que los jugadores y el bloque entienden los partidos en una sola mitad del terreno. Simeone ha comprendido esta temporada, más que nunca, lo que ha ido perdiendo, y cómo debía poner en valor la mayor calidad de su plantilla. No ha sido algo inequívoco en cada partido que los rojiblancos han disputado ante alguien de inferior calidad individual, pero sí ha sido el curso donde con más continuidad se ha podido comprobar. El Atlético abre a sus dos laterales a la misma altura y por delante de la línea que tiene el balón. Si la tienen los centrales, abren cinco metros más arriba; si la tienen los centrocampistas, cinco metros más. Los hombres de banda fijan por dentro, Griezmann baja a la mediapunta y los pivotes achican cuando sueltan la pelota. Todos mantienen las líneas muy juntas, empujando y estrechando.
Compra en nuestra tienda online botas de fútbol, equipaciones oficiales.
En esta idea tienen un potencial mayor los centrales más jóvenes del plantel. Si bien la experiencia de Godín y el sensacional timing en la anticipación de Savic pesan aún con claridad, Giménez y Lucas llevan a cabo, con su potencia y su agresividad, la otra parte del plan: piernas para recuperar metros hacia Oblak, agresividad para recuperar arriba y no dejar transitar al apoyo más adelantado. Sucede que todo lo que hace su equipo con la pelota, por las características de sus jugadores y el sistema ofensivo que se configura en cada costado, el central derecho es estructural.
Encuentra camisetas y equipaciones de la Liga: Real Madrid, Barcelona, Atletico de Madrid, Valencia, Sevilla.
Sin entrar en las virtudes del rival, sólo mirando a las filas colchoneras, el Atlético 2017-2018 construye ataques de dos maneras, más una adicional pero a la vez capital, relacionada con la libertad de su estrella, Antoine Griezmann. La primera sucede en el carril izquierdo. Allí, Filipe y Koke colocan a los diez compañeros. Cada jugador sabe dónde tiene que estar cuando estos dos futbolistas se asocian. Como su naturaleza es avanzar juntos y darle soporte al balón, sin rupturas ni incursiones individuales, a nivel posicional el Atlético se asienta. Cuando el Atlético ataca por izquierda, sus jugadores basculan. Su imán, Griezmann, cae hacia allí, Costa tiende a romper también hacia ese lado, y es Vrsaljko quien siempre aparece al espacio.
Si el rival recupera en esa zona, lo hará rodeado, e intentará sacar la pelota en un primer apoyo y derivar el juego hacia una zona vacía, la del lado contrario, el derecho. Si el Atlético decide atacar por la derecha, la idea no es juntarse, sino verticalizar. Ángel Correa siempre tira un desmarque a espaldas de la zaga rival, entre lateral y central cuando Juanfran o Vrsaljko fijan con la pelota. Thomas, pivote derecho, sube posición para cerrar el triángulo, pero si es superado, a nivel posicional el escenario es más arriesgado. Correa acaba mucho más arriba que Koke, y su lateral también. Por tanto, las consecuencias de cada tipo de ataque, llevan al central derecho a mezclar lo que tan bien está haciendo el zaguero uruguayo: recuperar metros si el contragolpe rival se deriva hacia su sector, y defender hacia delante cuando el equipo la pierde en la zona del escurridizo argentino. El central diestro de Simeone es el importantísimo José María Giménez.

Camiseta Modric 2018

Estamos ante la nueva camiseta de Lukas Modric para la temporada 2017-2018
Las camisetas Adidas cuentan con la tecnología ClimaChill. Estas prendas tienen una tela que está compuesta con dióxido de titanio, que genera una mayor absorción. Solo toma dos segundos desaparecer la humedad y 30 minutos el secado completo de la prenda.
Para muchos, las renovaciones en la indumentaria deportiva son solo a nivel del diseño pensando que es una simple camiseta moderna, brillante, en color blanco con detalles en azul marino en el lateral y en las mangas.
Pero se equivocan. Detrás hay grandes equipos e inversiones dedicados a la investigación, con el objetivo de convertir estas prendas no solo en elementos que protejan, sino también que brinden cierta ventaja, potenciando las habilidades del deportista profesional
Camisetas de Fútbol de las Selecciones del Mundial 2018.
El maestro Modric siempre ha respondido sin enseñar una lección, su método se basa en entrenar la mente de su sistema, el del Real, para que aprenda a pensar por sí mismo y, desde la deducción, halle soluciones distintas para trabas diferentes.
Modrić es el motor de un coche bonito donde todos miran la carrocería
En su primera entrevista como futbolista del Real Madrid, Modric aseguraba estar “muy, muy contento”. Repetía la palabra “muy”, pero su rostro parecía desmentirlo: era el rostro de quien acaba de enterrar a su hámster. Respondía a las preguntas con las uñas clavadas en el asiento, y entonces pensé que Modric era de esa gente a quien sudan las manos en los actos oficiales, un muñeco para un pastel de bodas, un futbolista con botas de Lladró, un genio demasiado blando.
Se habla de la BBC, de Asensio, de Isco, del sobrevalorado Kroos. Se habla de Zidane, hasta se habla de el gran trabajo del preparador físico Pintus. La sensación que da es que aquí todos pintan más que Luka Modrić, pero no se equivoquen señores, como un día me dijo un amigo, No Luka, No Party.
Sin él, el Real Madrid es como si a los Rolling Stones le quitas a Mick Jagger, como si al McDonalds le quitas el BigMac, o como si a Italia le quitas la pasta. Le quitarías la esencia y el estilo de juego. Pueden ver jugar al Real Madrid sin muchos jugadores pero cuando el croata no está, se nota.
Camisetas y equipaciones de la La Ligue 1 francesa: Paris Saint Germain, AS Mónaco, Marseille.
Procedente de Inglaterra, comenzó a introducirse en América un nuevo deporte, el fútbol. Su gran acogida hizo que a finales del siglo XIX y comienzos del XX se crearan las primeras sociedades para practicarlo. Una de ellas fue el Madrid Football Club, semilla del actual Real Madrid.
Julián Palacios se erigió en su primera cabeza visible, pero quien constituyó oficialmente la institución fue Juan Padrós. Él fue quien, en 1900, convocó una junta general para designar los jugadores que formarían el primer equipo del Madrid. La constitución como sociedad se produjo el 6 de marzo de 1902, con una directiva presidida por Juan Padrós.
La constitución de un primer torneo de futbol en el que participó el Madrid se estableció en honor de Su Majestad, el rey Alfonso XIII. Cinco sociedades formalizaron su inscripción para un torneo que terminó acogiendo El Hipódromo. Nacía en esos momentos la Copa de España y el triunfo del Madrid. Hasta cuatro títulos lograron los blancos en las seis primeras ediciones.
La magnitud que iba adquiriendo el club se fue haciendo cada vez más notable, y así se llegó al 29 de junio de 1920, cuando se produjo uno de los hechos más destacados en la historia blanca como fue la recepción de una breve misiva procedente del rey de España Alfonso XIII de Borbón al presidente del club. Desde ese momento adquirió así el club una denominación que mantiene en la actualidad, Real Madrid Foot-Ball Club, y por tal el derecho a portar la corona real en su escudo.